Bienvenidos a este proyecto

Dirigido a cualquier persona, profesional o no, que por iniciativa propia o por razon de su trabajo necesite formular y gestionar proyectos de mediana complejidad a escala comunitaria. Todo objetivo podemos formularlo como un proyecto. Todo proyecto es un sistema.



El cerebro y la inteligencia humana


EL CEREBRO TRIUNO

Hasta el año 1981 la inteligencia humana era considerada primordialmente una inteligencia racional y desde la perspectiva de la investigación sobre el cerebro esta inteligencia ocurría en el hemisferio izquierdo de la neocorteza. En 1981 el investigador Roger Sperry ganó el premio Nobel de medicina al descubrir que el hemisferio derecho del cerebro también contribuye a la inteligencia humana.

Pero han sido las investigaciones del científico Paul Maclean las que han aportado los más recientes conocimientos sobre las estructuras cerebrales. Según Maclean, el cerebro está conformado por tres estructuras diferentes que desempeñan tres funciones distintas: El Sistema neo cortical del pensamiento y la imagen, El Sistema Límbico, ubicado debajo de la neo corteza el cual nos permite desear y sentir y debajo de estos dos El Complejo R, relacionado con el comportamiento. El propio Maclean los describe así:

Radicalmente diferentes en química y en estructura, y en un sentido evolutivo separados por innumerables generaciones, los tres conjuntos neuronales constituyen una jerarquía de tres cerebros en uno, un cerebro triuno… Dicho en términos populares, las tres formaciones evolutivas pueden ser imaginadas como tres computadores biológicos interconectados, cada uno con su propia inteligencia especial, su propia subjetividad, su propio sentido de tiempo y espacio, su propia memoria, su propia función motora y otras funciones

Tomando como punto de partida las investigaciones de Sperry y de Mclean, la doctora en educación Elaine de Beauport se propuso identificar y estudiar las inteligencias asociadas a esas estructuras cerebrales. Antes de describir estas inteligencias hagamos dos precisiones importantes de esta autora:

Primero debemos aclarar que cada sistema cerebral no solo es independiente, sino interactivo e interdependiente. Uno de ellos puede ser dominante, pero los otros dos siempre están involucrados, el tratamiento de cada estructura cerebral de forma independiente no implica la negación de las interconexiones obvias. Lo que sentimos afecta aquello que estamos dispuestos a pensar o hacer, y ciertamente lo que hacemos; afecta como nos sentimos y contribuye con nuestros procesos de pensamiento como humanos reflexivos que somos.

Segundo debemos ampliar la comprensión del cerebro más allá de la descripción puramente fisiológica, hacia las investigaciones de la nueva Física, según la cual toda materia es energía y la energía no se mantiene en un estado fijo, sino en un estado de movimiento continuo. La materia del cerebro entonces es energía, y en consecuencia también está en movimiento continuo.

La comprensión de cada uno de estos procesos nos capacitará para tener acceso a las tres estructuras del cerebro. Este acceso diverso y más profundo nos permitirá hacernos cada vez más conscientes de aquellas áreas de la vida que hasta ahora hemos considerado o aceptado como inconscientes. Estas diez inteligencias son a su vez diez caminos hacia la conciencia. Cada camino nos permitirá ganar más y más información acerca de nuestra vida y de toda la vida que nos rodea. Con esta información nos haremos no solo racionalmente inteligentes sino también emocionalmente inteligentes, artísticamente inteligentes, espiritualmente inteligentes y conductualmente inteligentes.


LA NEOCORTEZA Y SUS DOS HEMISFERIOS

La neocorteza es el sistema cerebral que diferencia al ser humano de otras formas de vida. Nos permite hacer distinciones y reflexiones sobre nuestros propios pensamientos, sentimientos y acciones. Es el más extenso de los tres sistemas cerebrales, consiste en circunvoluciones en forma de panal de abejas, que contienen trillones de células. El axón de una célula manda impulsos a través de un área abierta, llamada la brecha sináptica, y dichos impulsos son recibidos por las dendritas de otras células. Este proceso llamado sinapsis, que establece conexiones entre axones y dendritas, produce una amplia red de vibraciones o de inteligencia mental que se va expandiendo de célula a célula. Recientes investigaciones químicas se han centrado en el estudio de los neurotransmisores y como estos afectan el proceso de conexión entre axón y dendrita.


Los impulsos enviados por el axón y recibidos por las dendritas y la sinapsis resultante constituye la actividad de la neocorteza, lo que llamamos comúnmente la inteligencia o el pensamiento.

La construcción neocortical de axones y dendritas queda dividida en dos hemisferios conectados por el cuerpo calloso, un puente fibroso que une ambas partes. Las investigaciones recientes han demostrado que cada hemisferio procesa la información de manera distinta y complementaria, esta diferencia ha llevado a los científicos a concluir que cada hemisferio tiene una especialización que le permite a cada uno interpretar la realidad por medios característicos. A continuación una lista de las características principales que ilustran las diferencias entre los dos hemisferios:

          IZQUIERDO                 DERECHO
          Secuencial                      Simultaneo
               Lineal                             Espacial
               Lógico                           Asociativo
               De las partes al todo       Del todo a las partes
               Temporal                       Atemporal
  
SECUENCIALIDAD Y SIMULTANEIDAD
Lo secuencial es la característica más obvia del pensamiento racional asociado al hemisferio izquierdo. Hablamos secuencialmente, una palabra después de otra. También intentamos el cómputo de manera secuencial, primero un número y después otro. La secuencia es una sucesión donde cada operación precede a una y sigue a otra. En el pensamiento racional procesamos en una continuidad secuencial ligada por razones de causas y efectos.

Por contraste lo simultaneo es la habilidad del hemisferio derecho para procesar simultáneamente, abarcar la totalidad de un vistazo, captar en un abrir y cerrar de ojos. La persona que tiene tendencia a procesar con el hemisferio derecho, percibe el todo a la vez. En vez de preferir la exactitud, tiene una preferencia por la generalidad, por ir suavemente y tener vistazos; una preferencia por dejar el proceso abierto en vez de llegar a conclusiones y poner límites.

LINEALIDAD Y ESPACIALIDAD

Una persona que piensa secuencialmente, ve la realidad en forma lineal; en cambio una persona que tiene tendencia a procesar en el hemisferio derecho la ve en forma espacial. Las imágenes pueden ser elaboradas en el espacio exterior en pinturas o en las múltiples dimensiones del espacio conocidas como arte. También las imágenes son elaboradas en el espacio interior de la mente humana y esto sería el arte interior de imaginar, visualizar, intuir o las revelaciones que dan algunas experiencias religiosas.

A veces nos sentimos más cómodos en el mundo del espacio, en vistazos interminables y otras, en la más estricta secuencia lineal, explorando con exactitud hasta llegar a un cierre o conclusión.

LÓGICA Y ASOCIACIÓN

La lógica, el enlace exacto de causa y efecto en el pensamiento racional, es la base fundamental de la civilización occidental. Es esencial a toda investigación y es la fundamentación de la ciencia y la academia. El pensamiento lógico es básico para la libertad política. Nos permite criticar y dudar de las generalidades de los conceptos. Utilizamos la lógica para defendernos en situaciones difíciles ya sean estas profesionales, comerciales, familiares, sociales o políticas.

Por su parte, asociación es característica del hemisferio derecho. Asociar es la habilidad de hacer conexiones no de tipo secuencial sino de tipo fortuito: vuelos libres, saltos, relaciones hechas por gusto o por tendencias, por preferencias, formas y matices. Asociar es relacionar con el propósito de permanecer abiertos a nuevas conexiones, o descubrir casualmente, yendo alrededor o mas allá de cualquier procedimiento fijo. Los artistas hacen uso frecuente de este proceso, nosotros podemos preguntarnos si este proceso creativo es exclusivo de los artistas o está disponible en todo ser pensante.

DE LAS PARTES AL TODO Y DEL TODO A LAS PARTES

El hemisferio izquierdo procesa parte por parte, seguro de que así llegara a la totalidad. El hemisferio derecho quiere abarcar la totalidad, antes de entrar en las partes. Una persona con predominio del hemisferio izquierdo ve las partes primero y va construyendo una totalidad que para ella se llama conclusión, plan o sistema. Llega a la totalidad por medio de las partes, las cuales son denominadas razones. Una persona con predominio del hemisferio derecho percibe de un vistazo lo que para ella parece una totalidad y lo llamara una imagen, una panorámica, una revelación o también un sistema. El hemisferio llega a las partes luego de haber enmarcado el todo penetrando o descubriendo las partes en un proceso aleatorio de descubrimiento y asociación. Algunos vemos el bosque, otros los árboles. Algunos vemos el fondo, otros el primer plano. Algunos entramos a un salón y vamos mirando a las personas una por una; otros ven de un solo vistazo todo el salón y esto le es suficiente.
TEMPORALIDAD Y ATEMPORALIDAD

Algunos tenemos una visión cronológica de la vida separando la realidad en partes que llamamos: pasado, presente y futuro. Otros vemos todo como eternamente presente rehusando hacer distinciones de tiempo. En el hemisferio izquierdo, la medida del tiempo es otro aspecto de lo secuencial. Imponemos secuencia a la realidad en forma de tiempo. Mientras que el hemisferio derecho percibe en vistazos y establece su orden por medio del arte o las revelaciones de la religión. El hemisferio izquierdo viendo la realidad a través de una secuencia de pasado, presente y futuro percibe el universo a través del lente evolutivo, mientras que el hemisferio derecho percibe la realidad como un hecho de creación eternamente presente, la vida sucediendo toda-a-la-vez.
LAS INTELIGENCIAS MENTALES DE LA NEO CORTEZA
La inteligencia racional: es el proceso por el cual percibimos información por medio de conexiones secuenciales que involucran fundamentalmente el uso de la razón, la lógica, la causa y el efecto.

La inteligencia asociativa: es el proceso que nos permite percibir información a través de conexiones múltiples, y que involucran principalmente el uso de la yuxtaposición, la asociación y la relación.

La inteligencia espacial visual y auditiva: es el proceso de percibir información a un nivel más profundo, mezclando imágenes, sonidos u otras combinaciones percibidas por los sentidos y por los sistemas cerebrales profundos.

La inteligencia intuitiva: es el conocimiento directo, sin el uso de la razón, es conocer desde adentro.

EL SISTEMA LIMBICO
Justo debajo de la neocorteza y exactamente detrás de la nariz, se encuentra un exquisito sistema cerebral compuesto por seis estructuras diferentes: El tálamo, la amígdala, el hipotálamo, los bulbos olfatorios, la región septal y el hipocampo. Denominado sistema límbico, también es conocido como el cerebro del sentir o el cerebro de las emociones humanas. Algunas veces se refieren a el como el “cerebro mamífero” porque todos los mamíferos poseen una estructura similar.

Cada área del cerebro límbico está asociada con al menos una característica específica:
  • El tálamo, con el afecto
  • La región septal, con la sexualidad.
  • Los bulbos olfatorios, con el olfato y la respiración.
  • La amígdala, con la agresividad oral.
  • El hipotálamo, con el placer y el dolor.
  • El hipocampo, con la memoria a largo plazo.

EL TÁLAMO Y EL AFECTO
La estructura más grande del cerebro límbico, el tálamo, está localizada en el tope del tallo cerebral. Es el centro retransmisor de impulsos sensoriales a la corteza cerebral. El tálamo es la primera evolución de la vida reptil a la vida mamífera, asociado con la comunicación madre-hijo y el instinto materno. Sabemos que los reptiles ponen huevos y se alejan, los mamíferos se quedan cerca del recién nacido, nutriéndolo hasta que este es capaz de valerse por sí mismo. Esta disposición de “quedarse con” puede ser el inicio de lo que en la vida humana llamamos familia y una explicación del origen del afecto familiar y de todo afecto.

Nuestra elección consciente de permitirnos “ser afectados por” es la que abre nuestra capacidad de sentir, nuestra capacidad de ser afectados por otra persona, por una flor, una piedra o un animal, por el trabajo, ideas, música, por el sufrimiento humano o la alegría. El estar afectados nos permite acceder al rango completo de los estados de ánimo, desde la tristeza y la rabia, hasta el éxtasis y el amor. En resumen, el afecto, que es el resultado de dejarnos afectar, puede guiarnos a alcanzar la totalidad de nuestros sentimientos. El “ser afectado por” es la puerta de entrada a nuestro sistema cerebral límbico.

LA REGION SEPTAL Y LA SEXUALIDAD.

Según MacLean, la región septal está asociada con la excitación sexual. La sexualidad, la cual se registra primeramente en nuestro sistema límbico, sucede como un fenómeno mental, actuemos o no físicamente en respuesta a estas vibraciones. Las vibraciones del tálamo, se mezclan fácilmente, por su proximidad, con las vibraciones de la región septal y juntas establecen la conexión entre lo que nos afecta y aquello que nos hace sentir sexuales. La conexión vibratoria entre el afecto y la sexualidad es evidente aunque nos enfoquemos en pensamientos o nos ocupemos en la acción. La sexualidad está literalmente en nuestro cerebro e imposible de desenredar no solo de todas nuestras emociones, sino, que por medio del sistema nervioso autónomo está relacionada con todos los órganos de nuestro cuerpo.

La existencia de la región septal en nuestro cerebro es, por lo tanto, una indicación de que la sexualidad puede influir en las llamadas decisiones puramente mentales, así como en nuestras acciones. La sexualidad no es solo un acto biológico, sino un fenómeno emocional y físico que desencadena una enorme energía, la cual a veces, es capaz de dominar los tres sistemas cerebrales.

LOS BULBOS OLFATORIOS: OLER Y RESPIRAR

Los bulbos olfatorios están asociados con las características funcionales de oler y respirar. Los olores que influyen nuestras emociones nos atraen y nos afectan, especialmente los perfumes, las comidas, sitios familiares y seres amados. Los bulbos olfatorios también conectan información olfativa con el hipocampo, asociado con la memoria de largo plazo.

A pesar de que los olores pueden ser estimulantes, probablemente nos hemos acostumbrado a más a juzgar nuestro medio ambiente por medio de nuestros ojos y oídos. Los animales aún usan el olfato para guiarse, pero muchos humanos hemos perdido la capacidad de percibir los olores de lo que nos rodea. ¿Puede ser esta pérdida de capacidad de nuestros bulbos olfatorios otro indicio de nuestros intentos de bloquear nuestras emociones?

Reconocemos que la respiración es una función de la vida: es la primera y la última señal de vida. Durante el sueño continuamos respirando debido a que la respiración está conectada a los procesos automáticos que nos mantienen con vida. Sin embargo, durante el día la mayoría de nosotros continua relegando la respiración a los procesos automáticos, rara vez dándonos cuenta de cómo estamos respirando en un momento dado o interesándonos en aprender a respirar conscientemente o efectivamente.

Cuando estamos inmersos en estados emocionales intensos, respiramos profundamente o tenemos dificultad para respirar. Ante el miedo, tensión o ansiedad, restringimos e inhibimos nuestra respiración; en las emociones placenteras de amor y alegría, nos relajamos y expandemos nuestra respiración. Si deseamos vivir todo el rango de las emociones, necesitamos una inteligencia respiratoria: la capacidad de usar nuestras fosas nasales, pulmones y diafragma para orquestar nuestras vibraciones emocionales.

LA AMIGDALA Y LA AGRESION ORAL

La amígdala está asociada con el miedo y con la agresión oral. El miedo es nuestra respuesta constrictiva cuando la supervivencia está amenazada, ya sea por falta de alimento, por un ataque físico o aún por lo desconocido. Ya no podemos negar más la conexión entre nuestro cerebro, nuestra supervivencia, nuestro miedo y nuestra agresividad.

Si deseamos hacernos plenamente conscientes, es crucial tener presente que la boca esta ligada al cerebro emocional. Lo que decimos siempre esta coloreado por nuestras emociones, o mas precisamente, lo que decimos es siempre emocional o subjetivo. Todas nuestras palabras tienen que pasar por nuestro cerebro límbico de las emociones. Por lo tanto, todo lo que decimos esta siendo afectado por nuestras emociones en el mismo momento en que lo estamos diciendo. No solo las palabras que pronunciamos, sino también los tonos y las vibraciones de nuestra voz, llevan el verdadero mensaje emocional. La emoción está mezclada con el mensaje mental, algunas veces de manera sutil, otras de manera abierta y otras agresivamente.

LA VISION Y EL CEREBRO LIMBICO

También es importante darse cuenta de que nunca vemos objetivamente. Solo vemos cuando los impulsos llegan a la región occipital de la neo corteza. Antes de llegar, los impulsos tienen que pasar a través del núcleo geniculado del tálamo en el sistema límbico. Así pues la visión es también emocional o subjetiva. Solo la verificación puede hacerla objetiva.

  
EL HIPOTÁLAMO: PLACER, DOLOR Y QUIMICA

El hipotálamo es conocido popularmente como el centro del placer y el dolor del cerebro límbico. Los sentimientos son estados de ánimo que se extienden sobre un rango vibracional muy amplio incluyendo tanto el dolor como el placer. Estos estados de ánimo están asociados a un conjunto de químicos naturales presentes en este cerebro, como las endorfinas y la serotonina. Estos químicos se extienden en un amplio rango de efectos que van desde la quietud hasta la excitación. Es muy importante notar que los químicos artificiales o drogas también se extienden en ese mismo rango.

¿Cómo podemos tener acceso a nuestros químicos naturales del cerebro? Usando consciente y hábilmente nuestros estados de ánimo para hacerle frente a la vida. Las emociones contienen información al igual que un pensamiento, una imagen o una acción. Podemos leer la información que tienen nuestros sentimientos, en vez de de solo tolerarlos o tratar de escapar de ellos. La inteligencia de los estados de ánimo es el proceso que nos permite entrar en los sentimientos, aprender de ellos, expresarlos cuando sea apropiado y salir de ellos.

Sin esta inteligencia de los estados de ánimo, tendríamos que seguir dependiendo de las drogas artificiales para regular este cerebro. Las culturas siempre han creado drogas. En nuestra cultura, los psiquiatras están regulando conscientemente los estados extremos de este cerebro con drogas. Tanto la gente común como las personas mas sofisticadas de nuestra sociedad están teniendo acceso a los estados de quietud y de excitación por medio de las drogas. Aprender a orquestar los estados de ánimo, en vez de regularlos a través de las drogas, podría darnos a todos una nueva libertad mental así como también un sentido de control consciente sobre nuestras vidas.

EL HPOCAMPO Y LA MEMORIA.

Dos estructuras curvas conforman el hipocampo y rodean los otros órganos del sistema límbico. Ellas están asociadas primordialmente con la memoria a largo plazo. Mediante la visualización podemos tener acceso a los momentos buenos y placenteros que hemos vivido. Saber que están archivados en nuestra memoria puede añadir una nueva dimensión a nuestra vida. No obstante, las experiencias de dolor también están registradas en nuestra memoria, a pesar de que la mayoría de nosotros preferiríamos olvidarlas. El querer es la llave de acceso a nuestra memoria de largo plazo. El saber que nuestras experiencias están grabadas y siempre disponibles si queremos tener acceso a ellas, puede darnos una nueva libertad tanto para experimentar nuestras emociones como para expresarlas. Ya no necesitamos escoger entre ser una bomba de tiempo o un ser humano reprimido. Ya no necesitamos expresar las emociones mientras están sucediendo; no necesitamos tener miedo de que si las reprimimos, las vamos a perder.

Cuando experimentamos una situación por primera vez, pude ser que no podamos sentirla plenamente. Tratamos de pensar, de reaccionar, algunas veces de imaginar, pero generalmente lo hacemos como buena mente podemos. Cuando las decisiones, especialmente las de la niñez y de los primeros amores, te ocasionan posteriormente dolor en la vida, resulta apropiado mirar de nuevo para interferir con nuestras primeras conclusiones y cambiar esas decisiones tempranas que se han vuelto limitantes o dañinas en nuestra vida presente. De esta forma nuestra memoria a largo plazo nos garantiza la posibilidad de mirar de nuevo, de cambiar nuestras decisiones de vida hasta que eventualmente desarrollemos la calidad de vida que deseamos.

EL SISTEMA LIMBICO Y LA SALUD

Este sistema también es llamado sistema nervioso involuntario, porque gobierna los órganos internos del cuerpo sin nuestra intervención consciente. Nosotros podemos decidir en nuestra neocorteza que vamos a abrir el puño y nuestros músculos obedecen a nuestro deseo, pero no podemos hacer que los músculos del colon o del corazón se relajen a través de un pensamiento o una decisión. Nuestros órganos internos están gobernados de forma involuntaria por este sistema, es decir, que los músculos de nuestros órganos internos no responden a nuestros procesos de pensamiento. Los estados de ánimo, las emociones o los sentimientos son los que regulan la condición de expansión o contracción de todos los órganos del cuerpo. A pesar de que nuestros pensamientos pueden afectar nuestro estado de ánimo, es nuestro estado de ánimo y no nuestro pensamiento el que directamente gobierna a nuestro corazón y nuestro colon.

Las emociones son las vibraciones del cerebro límbico, así como los pensamientos y la imaginación son las vibraciones de la neocorteza. Los estados de ánimo son a la salud lo que el pensamiento es a la planificación: ¡son necesarios! Si este se llamara el cerebro de la salud, en vez del cerebro emocional, quizá nos podría ayudar a romper las barreras de nuestra resistencia a las emociones.

LAS INTELIGENCIAS EMOCIONALES DEL SISTEMA LIMBICO

La inteligencia afectiva. Es el proceso mediante el cual nos dejamos afectar por algo o alguien; y desarrollamos la habilidad de acercarnos a una persona, lugar, cosa, idea o situación.

La inteligencia de los estados de ánimo: es la capacidad de entrar mantenerse y salir de cualquier estado de ánimo, sea la experiencia dolorosa o placentera.

  
La inteligencia motivacional: Es la capacidad de estar conscientes de nuestros deseos y de conocer lo que más nos emociona y nos mueve; la habilidad de guiar nuestra vida en relación con lo que amamos.

EL CEREBRO BASICO

  
Las estructuras principales involucradas en el cerebro básico son: el tallo cerebral y la medula espinal, que sirven como canal para los impulsos y la información entre el medio externo y el cerebro; el sistema reticular activador dentro del tallo cerebral, el cual canaliza la información hacia el cerebro límbico y la neocorteza, los ganglios basales que proveen de la función motora, como también del almacenamiento de la memoria básica de los patrones sensoriales.


EL TALLO CEREBRAL Y LA MEDULA ESPINAL

La médula espinal se extiende a lo largo de la espalda y es la conductora de los impulsos desde la piel o mundo exterior hacia el tallo cerebral. A lo largo de la medula espinal se extiende el sistema nervioso aferente y eferente. El sistema nervioso aferente transporta los impulsos desde las aperturas o poros de la piel hasta la medula espinal y luego hasta el tallo cerebral. Dentro del tallo cerebral estos impulsos pasan a través de un grupo de fibras conocido con el nombre de sistema reticular activador y asi llegan al cerebro límbico y luego a la neocorteza. Desde allí los impulsos son devueltos a través del sistema nervioso eferente a los músculos para efectuar la acción en el mundo exterior.

La información procedente de nuestro medio ambiente penetra, por lo menos, hasta nuestro tallo cerebral sin nuestro consentimiento consciente. Somos conscientes de ello en forma de de sentimiento solamente a medida que pasa por nuestro sistema límbico, o posteriormente como pensamiento, imagen o intuición al entrar a la neocorteza. Estas señales podrían mantenerse inconscientes hasta que aparezcan en nuestro hemisferio izquierdo o en el derecho.

EL SISTEMA RETICULAR ACTIVADOR

El sistema reticular activador se encuentra dentro del tallo cerebral, se conecta con los nervios principales en la columna vertebral y con el cerebro. El escoge los cien millones de impulsos que asaltan al cerebro cada segundo, desviando lo trivial y permitiendo la entrada a lo vital para poner la mente en alerta. La mente no puede funcionar sin este paquete catalítico de células. El resultado de su daño es el estado de coma, la perdida de la consciencia.

Cien millones de impulsos por segundo, entran al menos hasta el tallo cerebral y entonces a través del sistema reticular activador, la energía puede pasar hasta el cerebro límbico y luego hasta la neocorteza. Cuando estos impulsos se registran en el cerebro límbico, comenzamos a sentir o a permitirnos estar conscientes de lo que estamos sintiendo. Al registrarlos en la neocorteza comenzamos a pensar, imaginar o intuir. También es posible que no nos hagamos conscientes de buena parte de la energía que estamos recibiendo sino hasta más tarde. En la noche, entrando en la relajación más profunda al dormir, quizá nos permitamos tener acceso a más información, la cual puede aparecer en imágenes o mensajes verbales que llamamos sueños, el lenguaje más sutil de este cerebro.

EL GANGLIO BASAL

El ganglio basal se forma alrededor del tallo cerebral. El daño a alguna parte de esta área puede traer como consecuencia la incapacidad de controlar el movimiento del cuerpo.

El ganglio basal está involucrado en mucho más que la mera actividad motora. Por ejemplo aprendimos a caminar siendo niños en interacción con nuestro medio y por medio de respuestas al estimulo. Archivamos el patrón de cómo caminar y ahora caminamos sin pensar en cómo hacerlo. De la misma manera, fuimos impactados por diferentes tipos de comportamiento en general, no solamente de un comportamiento motor, de la gente a nuestro alrededor y aprendimos a actuar en respuesta a lo que estaba sucediendo. Nuestra reacción al estimulo puede haber sido imitativa o una reacción contraria. Todo lo que sabemos es que estábamos expuestos y que nuestro cerebro básico registró nuestra reacción en forma de patrón. Cuando, por ejemplo, hemos decidido innumerables veces que definitivamente no vamos a reaccionar frente a la persona que nos pone furiosos, pero algo ocurre y reaccionamos. Algo en nosotros es estimulado por algo en la otra persona. Ahora bien, conociendo nuestro cerebro básico, podemos hacernos conscientes de que lo estimulado es el patrón que tenemos archivado en nuestra memoria y en vez de culpar al otro o escondernos de nuestra memoriacomo si fuera un área oscura inmanejable o una sombra, podemos volver de nuevo a esa memoria, para buscar nuevas decisiones. Y cuando no podamos tomar una decisión nueva, al menos podemos estar conscientes de que la raíz del problema específico yace dentro de nosotros en forma de patrón y no en la otra persona.

La existencia de los patrones sensoriales archivados en el ganglio basal del cerebro básico también explica el proceso de adicción en el que estamos todos involucrados, si no es con alcohol o con drogas, entonces es con comportamientos habituales y repetitivos.

LAS INTELIGENCIAS DEL COMPORTAMIENTO DEL CEREBRO BASICO

La inteligencia básica: es la capacidad de movernos hacia algo y de alejarnos de ello; ser capaces de imitar o de inhibirnos ante algo o alguien en beneficio de nuestra vida o la de otros.

La inteligencia de los patrones: es la capacidad de conocer los patrones que gobiernan nuestro comportamiento y de ser capaces de alterarlos cuando sea necesario.

La inteligencia de los parámetros: es la capacidad de reconocer, entender y transformar los ritmos, rutinas y rituales de nuestra vida.

LA INTELIGENCIAS MULTIPLES SEGÚN HOWARD GARDNER
  • La inteligencia es:
  • La capacidad para resolver problemas cotidianos.
  • La capacidad de generar nuevos problemas para resolver.
  • La capacidad de crear productos u ofrecer servicios valiosos dentro del propio ámbito cultural.
El Dr. Howard Gardner es Profesor de Ciencias de la Educación en la Universidad de Harvard, ha llevado a cabo investigaciones acerca del desarrollo de la capacidad cognitiva humana durante muchos años. Dichas investigaciones lo han apartado de las teorías tradicionales respecto de la inteligencia humana que se basan en dos supuestos fundamentales: que la cognición humana es unitaria y que es posible describir adecuadamente a los individuos como poseedores de una inteligencia única y cuantificable.

Gardner propuso en su libro "Estructuras de mente" la existencia de por lo menos siete inteligencias básicas. Cuestionó la práctica de sacar a un individuo de su ambiente natural de aprendizaje y pedirle que realice ciertas tareas asiladas que nunca había hecho antes y que probablemente nunca realizaría después. En cambio sugirió que la inteligencia tiene más que ver con la capacidad para resolver problemas y crear productos en un ambiente que represente un rico contexto de actividad natural.

Al tener esta perspectiva más amplia, el concepto de inteligencia se convirtió en un concepto que funciona de diferentes maneras en las vidas de las personas. Gardner proveyó un medio para determinar la amplia variedad de habilidades que poseen los seres humanos, agrupándolas en siete categorías o "inteligencias":

a- Inteligencia lingüística: la capacidad para usar palabras de manera efectiva, sea en forma oral o de manera escrita. Esta inteligencia incluye la habilidad para manipular la sintaxis o significados del lenguaje o usos prácticos del lenguaje. Algunos usos incluyen la retórica (usar el lenguaje para convencer a otros de tomar un determinado curso de acción), la mnemónica (usar el lenguaje para recordar información), la explicación (usar el lenguaje para informar) y el metalenguaje (usar el lenguaje para hablar del lenguaje).

b- La inteligencia lógico matemática: la capacidad para usar los números de manera efectiva y razonar adecuadamente. Esta inteligencia incluye la sensibilidad a los esquemas y relaciones lógicas, las afirmaciones y las proposiciones (si-entonces, causa-efecto), las funciones y las abstracciones. Los tipos de procesos que se usan al servicio de esta inteligencia incluyen: la categorización, la clasificación, la inferencia, la generalización, el cálculo y la demostración de la hipótesis.

c- La inteligencia corporal-kinética: la capacidad para usar todo el cuerpo para expresar ideas y sentimientos (por ejemplo un actor, un mimo, un atleta, un bailarín) y la facilidad en el uso de las propias manos para producir o transformar cosas (por ejemplo un artesano, escultor, mecánico, cirujano). Esta inteligencia incluye habilidades físicas como la coordinación, el equilibrio, la destreza, la fuerza, la flexibilidad y la velocidad asó como las capacidades auto perceptivas, las táctiles y la percepción de medidas y volúmenes.

d- La inteligencia espacial: la habilidad para percibir de manera exacta el mundo visual- espacial (por ejemplo un cazador, explorador, guía) y de ejecutar transformaciones sobre esas percepciones (por ejemplo un decorador de interiores, arquitecto, artista, inventor). Esta inteligencia incluye la sensibilidad al color, la línea, la forma, el espacio y las relaciones que existen entre estos elementos. Incluye la capacidad de visualizar, de representar de manera gráfica ideas visuales o espaciales.

e- La inteligencia musical: la capacidad de percibir (por ejemplo un aficionado a la música), discriminar (por ejemplo, como un crítico musical), transformar (por ejemplo un compositor) y expresar (por ejemplo una persona que toca un instrumento) las formas musicales. Esta inteligencia incluye la sensibilidad al ritmo, el tono, la melodía, el timbre o el color tonal de una pieza musical.

f- La inteligencia interpersonal: la capacidad de percibir y establecer distinciones en los estados de ánimo, las intenciones, las motivaciones, y los sentimientos de otras personas. Esto puede incluir la sensibilidad a las expresiones faciales, la voz y los gestos(2), la capacidad para discriminar entre diferentes clases de señales interpersonales y la habilidad para responder de manera efectiva a estas señales en la práctica ( por ejemplo influenciar a un grupo de personas a seguir una cierta línea de acción).

g- La inteligencia intrapersonal: el conocimiento de sí mismo y la habilidad para adaptar las propias maneras de actuar a partir de ese conocimiento. Esta inteligencia incluye tener una imagen precisa de uno mismo (los propios poderes y limitaciones), tener conciencia de los estados de ánimo interiores, las intenciones, las motivaciones, los temperamentos y los deseos, y la capacidad para la autodisciplina, la auto comprensión y la autoestima.

Puntos clave en la teoría de las Inteligencias Múltiples

1-Cada persona posee las siete inteligencias

2- La mayoría de las personas pueden desarrollar cada inteligencia hasta un nivel adecuado de competencia

3- Las inteligencias por lo general trabajan juntas de manera compleja

4-Hay muchas maneras de ser inteligentes dentro de cada categoría







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada